Sobre París la luna 
tiene color violeta 
    

y se pone amarilla 
en las ciudades muertas. 
    

hay una luna verde 
en todas las leyendas, 



                  luna de telaraña 
                  y de rota vidriera, 
                  y sobre los desiertos 
                  es profunda y sangrienta. 

                  Pero la luna blanca, 
                   la luna verdadera, 
                   solo luce en los quietos 
                   cementerios de aldea